Chapas Laminadas en Frío y/o Chapa pulida

Este tipo de producto es utilizado en múltiples campos de aplicación dentro de la industria debido a su gran versatilidad: la industria automovilística, la fabricación de mobiliario metálico, electrodomésticos de línea blanca, etc.

El proceso más común de fabricación de laminado en frío es el que, partiendo de una bobina laminada en caliente se decapa para obtener una limpieza superficial que la deje libre de óxidos e incrustaciones, posteriormente pasa por un tren tandem, donde se reduce el espesor hasta el deseado.

Después las bobinas son sometidas a un tratamiento térmico o recocido que puede ser en continuo o en campana, con el fin de regenerar la estructura cristalina que fue destruida en el proceso de laminación. Para finalizar, las bobinas son sometidas a un proceso de temperado donde se consigue el endurecimiento superficial y el acabado final.

Aplicación de la chapas de acero para embutición y conformación en frío

Este tipo de materiales están orientados a la conformación en frío, por lo que en ellos priman las características de ductilidad y deformación sobre sus cualidades de resistencia.

Referencias y Medidas de

Chapas Laminadas en Frío DC01

Formato (mm) Grosor (mm)
2000 x 1000 0,8/1/1,2/1,5/2/2,5/3
2500 x 1500 0,8/1/1,2/1,5/2/2,5/3
3000 x 1500 1/1,2/1,5/2/2,5/3

Para otras calidades y formatos